28 de abril de 2011

Dios padre

"Ya que Dios es el padre, yo soy el niño. Y aún no me he liberado del deseo piadoso de obtener la sabiduría y el poder total; aún no he alcanzado aquella objetividad, para reconocer mis límites como ser humano, mis desconocimientos y mi desamparo. Como un niño sigo afirmando que debe existir un padre, que me ayuda, que me cuida y me castiga; o sea, un padre que me ama, cuando le obedezco; que se siente halagado, cuando lo alabo y que se encoleriza, cuando le soy desobediente. Evidentemente la mayoría de las personas, en su desarrollo personal aún no han superado este estado infantil, y de acuerdo a esto, la creencia en Dios, en la mayoría de las personas, es la creencia en un padre auxiliador; una ilusión infantil. A pesar de que este concepto de la religión ha sido superado por unos pocos maestros de la humanidad y de una minoría de seres humanos, sigue siendo la forma predominante de la fe religiosa".

  • El Arte de Amar. Erich Fromm