1 de febrero de 2013

"Nadie podrá probarlo"

 "Ellos afirman su inocencia, y yo estoy
convencido de que nadie podrá probar que no son inocentes..."
Mariano Rajoy (2/04/09)


El día en que a Baltasar Garzón le tocó por sorteo encargarse del asunto Gürtel, (con seguridad, la mayor trama conocida de corrupción de la historia de la democracia española), supuso un antes y un después en la carrera del Juez. En 2009, una de sus investigaciones apuntará a Gerardo  Galeote y Luis Barcenas, acusados de recibir sobornos millonarios de la red mafiosa de Francisco Correa. Pero Garzón sería denunciado por Correa y como presumía Rajoy, condenado y expulsado de la función judicial. Con todo, la envergadura de la trama ha hecho imposible ocultar un estercolero que revienta por nuevas fisuras...

En la actualidad, Baltasar Garzón trabaja fuera de España en cuestiones relacionadas con los Derechos Humanos y la Jurisdicción Internacional.