2 de julio de 2013

Cristianos decapitados por gentileza de occidente

Siria es un país laico de mayoría islámica. Al-Assad es su actual jefe de Estado. En Siria, toda religión goza de igual respeto y protección, incluída la cristiana. Mujeres y personas no islámicas, ostentan los mismos derechos que el resto de la población. Tras el vídeo de un miliciano extrayendo y devorando el corazón de un soldado sirio, trascienden ahora nuevas imágenes de la oposición fundamentalista,  financiada y armada por EEUU y la UE, en su lucha "por la libertad". 


Al grito de "Alá es grande", un sacerdote cristiano y su acompañante son decapitados como ovejas por las milicias apoyadas por occidente. Las imágenes son de una extrema dureza. Una nueva filtración realmente inoportuna para la realidad que pretenden difundir Washington y Bruselas, y que acarreará sin duda, inmediata respuesta mediática. Puedes acceder al link del vídeo que ofrece La Vanguardia, aquí.