2 de diciembre de 2013

"La Verdad"

"Yo no soy un golpista, soy más bien... de... conversaciones, de tratar los asuntos..., 
y creo que llegado a un extremo..., puede ser justificado un Golpe" (1).
Alfonso Armada

Poco queda por decir del 23 -F de 1981 . El General Alfonso Armada resultó uno de los hombres destacados de aquel capítulo. Con la llegada de la democracia, el militar ya había chocado con Adolfo Suarez en relación con el divorcio, señalando al ex presidente que éste no tenía por qué entrar a regular dicha cuestión; que de hecho no podía hacerlo, puesto que lo que Dios une, no puede ser separado por el hombre (1).

Para una cierta categoría de creyentes, la sociedad en la que conviven sólo puede concebirse en función de lo que ellos consideran conforma la interpretación legislativa de su Dios. Evidentemente, dicha interpretación es sancionada en base a la legitimidad religiosa que el hombre reconoce según su particular confesión y debe entenderse como único código moral aceptable en su sociedad.

En la producción "23-F, Radiografia del golpe", un casi entrañable Alfonso Armada charla, con la distensión que brinda el tiempo, sobre los conceptos de Verdad y Democracia. "Mire usted, primero habría que definir la democracia. Hay muchísimas cosas que no puedes poner a votación porque son buenas per se (2). Si ahora, por una casualidad, el mundo dijera que "es de noche" (3), yo seguiría diciendo que es de día y nadie sería capaz de convencerme de lo contrario. Creo que la democracia es un sistema para gobernar a los pueblos, pero no pasa de ser (4) la auténtica Verdad. La Verdad absoluta sólo la tiene Dios".


1-. "23-F, Radiografía del Golpe". RTVE-2001"
2-. Para Armada, la confesionalidad de un Estado no es algo negociable.
3-. Cabe sustituir esta expresión por "Dios no es una Verdad absoluta"
4-. Cabe entender esta expresión como ["no pasa de formar parte de una versión del hombre comprendida dentro de la auténtica Verdad"]