16 de octubre de 2014

El ser o la nada

Ya lo decía el spot: "en las distancias cortas es cuando un hombre se la juega". Tampoco Zapatero resultó ajeno a la irresistible conversión: "el poder no me va a cambiar" llegó a asegurar a sus fieles antes de entregar el testigo aznarista a Rajoy marcándose una curva reformista en el estadio que ni el 4X100 jamaicano. No pocos analistas ven hoy en la socialdemocracia continental derivada del siglo XX, el anclaje posibilista consentido -incluso auspiciado- por el capitalismo, en el único momento político de la historia donde éste llegó a sentir la seria amenaza de su contradicción. Garantizado el nuevo orden, la socialdemocracia descubre que ya no basta con jugar a serPaís por país, el horizonte de su singularidad se reduce a la nada de manera ineluctable. 

Este es el año de la austeridad para Francia. Hollande llegó al poder entre promesas de una reforma fiscal, de gravámenes a las grandes fortunas y desde un posicionamiento que parecía sugerir una sólida oposición a la doctrina alemana. Con el tiempo, el único cambio de calado en el Elíseo ha sido el de la Primera Dama por la prometedora Julie Gayet. Ante la política de Vichy consumada por el presidente, el gobierno se ha roto entre aquellos socialdemócratas que se plantan por no poder aplicar sus políticas y aquellos otros, que al igual que Groucho, se muestran encantados de seguir gobernando con los principios políticos de sus adversarios.

Alemania no pudo vencer en la primera Guerra Mundial. Sin pagar su deuda, se revolvió buscando imponer su hegemonía en la segunda. A la tercera, ha logrado por fin consumar su política regional. La desmantelación del Bienestar llega ahora a Francia. Les toca. Pero Francia no es España; ni Grecia, ni Portugal, y está por ver que la cuna de la Revolución burguesa consienta su autodestrucción a la mediterránea. Hollande entra en barrena mientras el Tercer Estado ya escucha cantar a orillas del Rin: "Deutschland, Deutschland / über alles / über alles in der welt..." / "Alemania, Alemania / sobre todo / sobre todo en el mundo...".