25 de mayo de 2015

El miedo

Toda la vida igual... Con razón decía Espartero que "a los catalanes habría que bombardearlos cada cincuenta años". ¡Y qué decir de Madrid! Primero se oponen a la privatización de la Sanidad y ahora esto. Los más centrados ya alertan del peligro: "Inestabilidad" clama Marhuenda en La Razón. "Barcelona y Madrid en manos de la izquierda radical" leemos en la portada de El Mundo. "Los insurgentes toman el poder en España" llegamos a leer por ahí. A algunos sólo les falta la niña de Poltergeist. ¿Pero cómo actuar si de repente se diluye el miedo?, ¿si de la noche a la mañana la gente comprueba que no son proetarras, bolivarianos o proiraníes?, ¿cómo reaccionar si los nuevos propósitos permiten constatar la búsqueda del diálogo y del consenso? Sólo invirtiendo el sentido común pueden salir airosos. Toca pues acentuar el miedo en grado extremo de aquí a navidad.