27 de agosto de 2015

El éxodo

Comprometidos con el bienestar de quienes vivían bajo las más oscuras tiranías, decidimos un día devolverles la libertad y la democracia de un modo altruista y desinteresado. "Trabajando en ellou" se derrotó al mal y prevaleció el bien. Pues tanto amor entregado para nada. Ni el más mínimo gesto de agradecimiento. De la noche a la mañana se presentan aquí sin estar invitados. Son sirios, afganos, kurdos, libios, iraquíes, subsaharianos, cristianos, musulmanes... Todos corren sin mirar atrás. La vida se encuentra hacia adelante; sólo hacia adelante existe esperanza. 

Hasta ahora venían para vivir mejor. Ahora vienen para seguir viviendo; huyen de nuestras pacificaciones, de sus guerras. Llegan con el abuelo, los hijos, el bebe… Atrás no queda nada. Han burlado a las bombas, al hambre y al terror. Acostumbrados a bailar con la muerte están lejos de sucumbir. Se aferran a la vida como alimañas. El éxodo logra finalmente consumar la primera gran etapa. De inmediato, un improvisado cordón policial pretende impedirles el paso. No se nos ocurrió pensar que llegarían hasta aquí. 

Relacionados:
- Que pasa en los países de donde salen las personas que llegan a Europa
- Europa levanta siete vallas contra el mayor éxodo humano desde la II GM