13 de noviembre de 2015

"Arturo, no seas duro"

Ni privatizar el agua... Valientes bolcheviques. Resulta que las condiciones de las CUP para investir a Mas incluyen becas-comedor para niños, gratuidad del transporte público para desempleados, paralización de la privatización de hospitales, escuelas o el servicio de agua; abundar en las alternativas al desahucio... Es lo que pasa al abandonar la metafísica; que no tienes más remedio que darte a conocer. Porque una cosa es una Cataluña independiente, y otra muy distinta una Cataluña comprometida en otros aspectos. Bastante ha habido que aguantar con la pérdida de la Ciutat a manos de una activista enfrentada a la Banca, como para ponerse ahora a jugar a Robin Hood.

Desde las filas convergentes se advierte del ridículo internacional que puede suponer el no entendimiento entre soberanistas. El President tampoco se queda atrás y avisa: “a base de inmovilismo las cosas se deterioran; incluso se pudren”. Por desgracia para él no todas las fuerzas susceptibles de investirlo pactaron su presidencia. Precisamente por ello urge el consenso. ¿No es capaz el President de ceder en este punto en aras al procés? ¿Hasta dónde llega el amor de Artur Mas por su patria? ¿O acaso su compromiso por el país sólo descansa en ser él quien lo presida? Lo de Artur es "hacer la cuatribarrada" con los dedos; eso se le da de muerte.